Tras el paso del mediocampista amarillo por el quirófano, Miguel Ángel Martínez Villar, médico del Cádiz, analizaba el tiempo que el futbolista tendrá que estar de baja: "Entre seis y ocho semanas aproximadamente", adelantó. "Cayó muy mal. Lo más lógico era que pasara por el quirófano, y ahora tendrá que estar un tiempo apartado de la competición. Los futbolistas juegan con las piernas, no con el hombro, y por eso Ania, tras estar unas semanas con tratamiento espécifico, podrá entrenarse con todos sus compañeros. Eso significará que no podrá jugar, pero al menos no descuidará su forma física", matizaba ayer Martínez Villar, que estuvo toda la tarde en comunicación con su homólogo Antonio Fernández Cubero, acompañante de Ania en Madrid.

Con la del domingo, tres son las lesiones que suma el asturiano desde su llegada al Cádiz C.F. el pasado julio. La primera data del 24 de agosto, día en el que los amarillos disputaron el último partido de pretemporada. El ovetense sufrió una rotura fibrilar en el bíceps femoral de la pierna izquierda durante un amistoso ante el Puerto Real. La lesión suponía un frenazo a la expectación que había despertado durante la precampaña, en la que había firmado destellos de calidad como el zurdazo con el que el Cádiz ganaba al Nacional de Montevideo por 1-0.

Esta rotura fibrilar conllevó el retraso del debut del asturiano en la Liga al 2 de octubre, en la sexta jornada de la competición, cita en la que los amarillos se medían al por entonces líder Celta de Vigo. En el minuto 68 daba el relevo a Pavoni en un choque que finalizaría 1-1. Por aquellas fechas, el esfuerzo que suponía participar también en la Copa del Rey determinó que Víctor Espárrago apostara por las rotaciones , dando entrada en el equipo titular de la Liga a futbolistas hasta entonces suplentes del once de Chapín. Y fue Iván Ania el primero de los jugadores en sentar a uno de los titulares indiscutibles, en la jornada 9 ante el Alavés, cuando salió de inicio por Sesma. Ante Celta y Espanyol Medina lo hizo por Oli, pero por el viaje de éste a Colombia.

El entrenador uruguayo siguió apostando por Ania en las cinco jornadas siguientes, de las que fue titular en tres de ellas: ante Betis (27 de noviembre), Zaragoza (4 de diciembre) y Deportivo (11 de diciembre). Fue en la cita de Riazor cuando Iván Ania volvió a caer lesionado también por problemas musculares: una rotura de los isquiotibiales de la pierna derecha en este caso. Tras dos meses, el pasado domingo retornaba a la Liga ante el Villarreal.

Hasta entonces, a las actuaciones del 14 cadista en Liga se sumaba su presencia en todos los compromisos coperos, salvo en la eliminatoria ante el Sevilla en enero, pues aún seguía con su recuperación. Además, fue en el torneo del k.o., ante el Albacete en treintaidosavos de final, cuando Iván Ania se inauguró como goleador de amarillo en competición oficial, abriendo el marcador en un partido en el que el Cádiz acabaría imponiéndose por 1-3.
 
Fuente: www.diariodecadiz.com.

trekantmedia banner

 

rosebud inicial