“La verdad es el mejor camuflaje. ¡Nadie la entiende!”. Max Frich

Menudo regalo de Reyes el que recibimos los cadistas. Y eso que a priori me esperaba lo peor: ¿una derrota que cortara la racha triunfal del Cádiz? No, otros calcetines de rombos en casa de mi suegra.

A fuer de sinceros, un empate o una derrota contra el Granada entraba dentro de la lógica,  teniendo en cuenta que el equipo nazarí está  hecho para ascender por la vía rápida a golpe de talonario, que cuenta con los mejores jugadores de la liga 1|2|3 responda otra vez y que es una de las plantillas más caras de la categoría, casi todos los del equipo ganan casi tanto como Cordero.

No era día para fútbol. Algunos llegamos al  Carranza  engollipados con el roscón y tapados hasta las cejas por el frío polar que se trajo el Granada desde Sierra Nevada, que es como la pista de hielo de san Antonio pero todo el tiempo. Enseguida comprobamos que el conjunto blanquirrrojo era un hueso duro de roer y que ganarle iba a ser más difícil que conseguir una credencial pa el Falla.

En estos partidos tan igualados el balón parado (como medio Cádiz y sin nadie que lo remedie) es  fundamental. Y así vino el triunfo, con un gol de falta en uno de los mejores partidos que se le recuerdan a Chico Flores con el Cádiz. Su marcaje al hombre a Xavi Hernández se queda en pañales comparándolo con el marcaje al hombro que le hace a Kecojevic en la jugada del gol. Por cierto, me pareció fatal que se le pitara, teniendo en cuenta los cuantiosos beneficios que el de la Barriada ha reportado a las arcas de la entidad cadista. Desde estas líneas le deseamos lo mejor al bravo defensa gaditano.  

En cuanto a Barral, ya llueve sobre mojado.  En quince minutos se ganó un palé de carbón por una tarjeta amarilla que  se pudo ahorrar en una airada protesta estéril y la roja directa por una entrada propia de salida... en camilla. Parece mentira que un tipo de su experiencia haga el nota de esa forma dejándonos  sin argumentos a sus, cada vez menos, defensores.  

Termina el Cádiz la primera vuelta con 39 puntos, segundo en la clasificación, a once puntos de su objetivo  y a dieciocho  del descenso. ¿Una milonga? Po va por ustedes: Milonga p’a recordarte, milonga sentimental, otros se quejan llorando yo canto p’a no llorar. ¡Ay, Gardel! Cada día canta mejor el Mudo.

 

José Manuel Ramos 'Pichili'
Colaborador de Radio Cádiz y Portal Cadista

navidad cadiz

 
cadizseluce

 

Café Bar El de Dentro - Restaurante

restaurantecandelaria 082016

ekggourmet 082016

 Escuela Deporte Cádiz

 Opticalia Ro&Man