Quantcast
La prensa gallega sobre el partido

El líder espera por el Pontevedra
Xaime Nogueira Casás

 Con todo el sarao montado en torno al mercado de fichajes, más de uno se habrá olvidado de que el Pontevedra Club de Fútbol juega el domingo a las cinco de la tarde un encuentro de vital importancia (como todos a partir de ya) para salvar la categoría. Lo hace contra la locomotora de Segunda, el Cádiz de Víctor Espárrago.
El cuadro amarillo es el actual líder de la categoría, no presenta fisuras en su juego, es el segundo equipo más goleador de la categoría (ha marcado 29 goles) y el menos goleado (sólo ha recibido diez). De esos diez tantos que le han marcado, cuatro han sido en los dos primeros partidos de liga, saldados con dos derrotas que por aquel entonces lo alojaban en una irreal penúltima posición.
De aquella situación no queda ni el eco. El Cádiz ha encadenado ocho partidos seguidos sin perder, de los cuales siete han sido victorias consecutivas. La racha se truncó antes de Navidad en La Condomina, contra el Ciudad de Murcia, equipo contra el que empató a 0.
La clave del Cádiz está en el conjunto y en su fabulosa adaptación al medio. Sus jugadores son capaces de llevar la iniciativa del juego, de combinar, de ser prácticos, de dormir un partido, de marcar de jugada, de estrategia, al contraataque. Si el rival se hace con el dominio, le otorgan el balón, se cierra atrás y corre. Si el rival le ofrece el balón, lo mueve, zarandea el árbol y recoge los frutos, a través de la paciencia.
La conservación del bloque con respecto a la temporada pasada es una de las grandes virtudes. Quince jugadores siguen con respecto a los de la campaña del regreso a División de Plata. Entre ellos llama la atención de Jonathan Sesma, aquel delantero zurdo, rápido, que jugaba en el Universidad de Las Palmas y que marcó 23 goles en la temporada 2002-2003, en el grupo Primero de Segunda B.
El equipo titular empleado por Víctor Espárrago en los últimos siete encuentros, que será posiblemente el que utilizará contra el Pontevedra el domingo, es el formado por Armando en la portería, una línea defensiva compuesta por cuatro jugadores. Varela, ex del último Hércules de Primera, mediados los noventa, es el habitual lateral derecho, aunque su polivalencia y su calidad (inusual en un lateral diestro) le ha llevado a ser medio centro, interior, lateral zurdo e incluso delantero en otros partidos o momentos de su carrera. Junto a el, De Quintana (ex del Rayo) y Abraham, en los centrales y Raúl López, lateral izquierdo, completan la defensa.
Los pivotes son Manolo Pérez (ex del Ourense, entre otros) y Bezares. Por delante se mueve una línea de tres medias puntas, con Dani Navarrete por la derecha, Pavoni por el centro y Sesma por la izquierda. Arriba, Oli. Unos tienen nombre y calidad, otros tendrán el nombre.
El dato: no les ha marcado nadie en los últimos quince minutos de partido. Su oficio los apunta a Primera.

¿Desea anunciarse en Portal Cadista? Escríbanos (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

trekantmedia banner