La derrota del Rayo Vallecano en casa y ante la Ponferradina por 1-3 no solo dejó para el conjunto madrileño en forma de resultado sino también en la de lesiones. Antes del descanso Paco Jémez tuvo que hacer dos sustituciones obligadas: Saveljich y Bebé.

En el caso del primero no se trataba de un problema físico pero el del segundo sí y de manera grave. Bebé se perderá el resto de la temporada al sufrir rotura del ligamento cruzado, lo que le mantendrá un mínimo de seis meses fuera de los terrenos de juego.

El delantero portugués estaba siendo una pieza importante para Paco Jémez en lo que llevamos de temporada, gozando de minutos y habiendo conseguido tres goles. El Rayo sopesará la posibilidad de incorporar a un nuevo jugador a su plantilla en sustitución del lesionado de larga duración.

trekantmedia banner

 

rosebud inicial