Brian Oliván haciendo de portero en El Rosal

El Cádiz CF ha llevado a cabo su sesión de trabajo del jueves en las instalaciones de El Rosal. El final de la misma dejaba una anécdota curiosa, y es que cuando el entrenamiento acababa Brian Olivan se acercó a Cifuentes para pedirle los guantes y se puso bajo palos.

El lateral zurdo aguantó entonces los disparos del propio Cifuentes, Abdullah y Aitor García, que a través de faltas y penaltis pusieron a prueba al barcelonés, que mostró buenas maneras como cancerbero. Eso sí, nunca mejores que las que hace gala cada jornada en el carril izquierdo de la zaga, donde está cuajando un gran campeonato.

turismo verano 
trekantmedia banner

 

Café Bar El de Dentro - Restaurante

restaurantecandelaria 082016

ekggourmet 082016

 Escuela Deporte Cádiz

 Opticalia Ro&Man