La crisis sanitarias del Covid-19 va a traer consecuencias en la competición del fútbol no profesional. La RFEF ha presentado una propuesta a las distintas federaciones territoriales, la cual probablemente sea aprobada mañana, de cancelar las ligas regulares del fútbol no profesional, que no se produzcan descensos y abriéndose la posibilidad de que haya un playoff exprés de ascenso en una sede única y a partido único.

Además de ello también se produciría una reestructuración en Segunda B y Tercera. La categoría de bronce pasaría a tener cinco grupos de 20 equipos en la temporada 2020/2021 y en la siguiente habría una categoría (con dos grupos de 20 equipos) entre esta y Segunda División.