Quantcast
De la Cuesta, vetado de la selección absoluta

La desconvocatoria es un veto, la consecuencia de las presiones del Nacional de Medellín, el equipo al que pertenecía De la Cuesta antes de comprometerse con el Cádiz en enero del año pasado. Ya impidieron que pudiera acudir a la última Copa de América y ahora han vuelto hacer valer la fuerza de uno de los clubes más poderosos de este país.

Reinaldo Rueda, el seleccionador colombiano, no tendrá más remedio que plegarse a las exigencias de ese club y renunciar a un jugador por el que ha apostado siempre. Él fue quien le convocó para el Mundial Juvenil de Israel en el que De la Cuesta se dio a conocer internacionalmente.

Para el jugador ha sido una decepción tremenda. No se lo esperaba, pese a que no es la primera vez que le ocurre. Para el Cádiz, por el contrario, es una gran suerte porque de esta forma Víctor Espárrago podría contar con el colombiano para el partido con el Terrassa en el que no podrá participar De Quintana por sanción federativa. No obstante, el Cádiz, por que el jugador se sienta respaldado, va a presentar una protesta ante la FIFA, denunciando la persecución de que viene siendo objeto.

El motivo del veto es que el Nacional entiende que el jugador rompió unilateralmente el compromiso para la renovación del documento que los vinculaba. “Dicen que mi madre firmó un documento pero eso no es cierto. Yo desde el 14 de diciembre de 2003 soy un jugador libre. Mi idea era renovar con ellos porque el Nacional ha sido el equipo que me formó como jugador, pero no sabía cuáles iban a ser las condiciones y no tenía ninguna seguridad. Entonces por suerte mi representante me ofreció lo del Cádiz y no me arrepiento de haber venido acá”.

Alberto Benito comentó a este medio que el jugador está pagando las consecuencias de haber sido algo así como el pionero en favor de la causa de los futbolistas colombianos que han estado siempre sometidos a los clubes a la hora de decidir sobre su futuro. En este sentido, el secretario técnico del Cádiz prevé que el veto puede durar todavía bastante más tiempo.

La última vez que De la Cuesta jugó con la camiseta amarilla de Colombia fue en el Mundial juvenil ya citado, el partido por el tercer y cuarto puesto contra Argentina. Desde entonces todas han sido llamadas inútiles del seleccionador de la absoluta.

De la Cuesta estuvo ayer en el banquillo, donde coincide en la gran mayoría de los partidos de esta liga con otros dos internacionales extranjeros: Mirosavljevic, que no juega con Serbia desde abril de 2003, y Fleurquin, del que se olvidaron los uruguayos cuando pasó del Galatasaray al Córdoba.
 
Fuente: Cádiz Información.

deportesbernal 12092020

¿Desea anunciarse en Portal Cadista? Escríbanos (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

trekantmedia banner