Mágico González en su investidura en el Salón de la Fama del Fútbol / Salón de la Fama del Fútbol

El fútbol se hizo magia y poesía cuando Mágico González tocaba el balón. Vestido de amarillo y azul la magia se hizo hombre y éste demostró sus cualidades sobre el césped del Ramón de Carranza. Nada más y nada menos los gaditanos pudimos disfrutar quizá del mejor jugador de la historia del fútbol, un salvadoreño que llegó al Cádiz CF en 1982 y dijo adiós a Cádiz en 1991.

Ahora Jorge Alberto González Barillas 'Mágico González' se encuentra trabajando con las selecciones inferiores de El Salvador pero en su cabeza continúa planeando volver a esa ciudad que se lo dio todo y que tan cambiada está desde la última vez que la pisó, allá por 2001. No está físicamente en la Tacita de Plata, pero su espíritu se hace notar.

Entrevistado por El Desmarque Cádiz, Mágico González responde que a "Cádiz lo llevo en mi corazón y en mi mente, por lo tanto siempre me siendo que estoy. Siempre he pensado que a Cádiz no sólo he de ir. Tengo que saber ir a Cádiz, primeramente por el respeto que le tengo y seguidamente por el concepto que se tuvo o se tiene hacia mi. No sé de qué manera podría ser. Me gustaría acercarme por la ciudad, pero no por ningún acontecimiento negativo, sino que esté en una situación emocional que me limite".


A su manera, pero sigue al Cádiz CF desde su San Salvador natal "al día no lo sigo pero sí estoy ahí medio pendiente y la verdad es que esta temporada como que pudo ser, pero al final nos quedamos un poco rezagados" y se congratula de la continuidad en la historia del club cadista "a mí me da alegría porque existimos como equipo y como club, pero a mí me gustaría que la noble afición volviera a tener un Cádiz con un poco más de categoría, sin quitarle el esfuerzo y el querer hacer mejor cada día que se juega y cada vez que el Carranza se llena" y añade la clave para conseguirlo "creo que se trata de tener un poco de paciencia, no crear demasiada presión sobre los jugadores y creer en ellos. Es la única manera. Y trabajar, por supuesto. Hay que tener confianza, fe y esperanza porque es lo nuestro".

Mágico cree en el Cádiz CF y quiere creer en el ascenso a Segunda División en este año 2015 "no quiero caer en palabrería, pero donde el equipo esté, yo siempre voy a estar creyendo en él. En estos intentos que se están haciendo es cuando más uno tiene que estar levantando la mirada y la cabeza e intentarlo de la misma manera o de la mejor manera porque en el fútbol puedes hacerlo de una gran manera y que no lleguen los resultados. Es cuestión de mantener la positividad de lo que se pretende".

También Mágico defiende su idea de darle protagonismo a la gente de Cádiz, a la cantera cadista "es fundamental. Puedo estar equivocado pero sin ellos se pierde raíz, sentimiento y corazón. Al fútbol hay que ponerle sangre y eso yo lo notaba con Manolito, el mismo Pepe (Mejías), Juan José, Salvi (Mejías), Escobar…Es que es lo tuyo, lo de raíz. Pienso que es fundamental que exista una columna vertebral que identifique al Cádiz con el gaditano o al gaditano con Cádiz dentro de la cancha".

trekantmedia banner

 

rosebud inicial