Foto: Málaga CF

Desde su llegada al banquillo los resultados no son del momento del todo malos para el equipo blanquiazul, pero tampoco le han permitido respirar con mucha más tranquilidad. El Málaga desde entonces ha cosechado con Pellicer dos victorias, dos empates y una derrota, marcadores con los que se queda en decimoséptima posición, pero aún muy cerca de los puestos de descenso.

Para el técnico castellonés parece que hay varios aspectos esenciales en el juego que quiere implantar en el equipo y casi todos ellos van encaminados a lograr una mejora defensiva con la que rentabilizar los pocos goles que consigue el equipo de Martiricos, que es el segundo menos anotador de la categoría con 23 goles y solo por detrás del Albacete.

Los análisis en Málaga de esos cinco partidos hablan de un equipo que busca ser más intenso en defensa y que no quiere perderse en pases horizontales. Fútbol directo arriba y aguerrido atrás. Además, el cuerpo técnico hace especial hincapié durante los entrenamientos y en los partidos en la necesidad de tapar los centros por banda que puedan llegar al área, así como las jugadas en contra a balón parado. Pellicer considera que esa es el método por el cual se consiguen más goles en esta categoría y deben evitar que eso les penalice.

Así pues podemos encontrarnos un encuentro este próximo domingo en Carranza con dos equipos que no se entretengan demasiado con el trato de balón y busquen la profundidad del juego hacia las áreas contrarias. Eso sí, quedará por ver cómo los visitantes lograr parar el juego por los costados del Cádiz, algo que forma parte ya del ADN del equipo de Álvaro Cervera.

trekantmedia banner

 

rosebud inicial