Diego Martínez, entrenador del Granada CF / Trekant Media


El entrenador granidinista comparecía ante los medios de comunicación en la sala de prensa del Ramón de Carranza una vez finalizado en el encuentro. Diego Martínez consideraba el empate cosechado como bueno. “Sabéis que este es un campo donde han perdido equipos importantes de la categoría y con diferencia de goles. Es un campo complicado. Nosotros sabíamos que cualquier desconexión o situación de erro nos podía penalizar. Ha habido diferentes fases del partido en los que ellos han estado mejor, otras nosotros. En la primera parte hubo una fase al final que me gustó mucho. El Cádiz es un equipo que con transiciones rápidas te castiga. En la segunda parte fue un partido más cerrado, estuvimos sólidos pero no generábamos arriba porque el rival es muy bueno y defiende muy bien. Creo que es un empate que hay que valorarlo con el tiempo y que nos da 40 puntos”.

Cree que su equipo hizo las cosas bien teniendo en cuenta el partido y el rival. “Creo que el equipo lo intentó, buscó tener el balón. Cuando había una pérdida buscábamos no darle vida al resto. Delante teníamos un equipo que concede poco, defiende muy fuerte y es difícil”.

Explicaba también que su intención es que el Granada “encuentre la regularidad en todos los escenarios. Hay muchos partidos dentro de los partidos”.

El partido tuvo momentos de ida y vuelta pero es cierto que no demasiados acercamientos peligrosos. “Nosotros sabíamos que no iba a ser un partido de ocasiones, aunque en la segunda parte se encerró todavía más. Ambos equipos estuvieron muy sólidos, muy atentos y difíciles de superar”, decía Martínez.

Se le preguntaba por la sensación que le había dado el Cádiz. “Me parece un gran equipo. Es fortísimo, pero evidentemente yo solo pienso en mi equipo. En esta igualdad en la categoría el acierto y las dinámicas influyen en la tabla clasificatoria. Bajo nuestro punto de vista, a nosotros nos interesa sumar todos los puntos que podamos. A mí como rival me parece un equipo fortísimo, muy importante en la categoría”.

Agradeció también a los 500 aficionados blanquirrojos que se dieron cita en Carranza. “Gracias a la afición por su cariño, gracias a los que han venido a apoyarnos. Son matrícula de honor en esta primera vuelta”.