Quique Pina / Trekant Media

El que fuera hasta hace poco consejero del Cádiz CF, Quique Pina, ha roto su silencio sobre la Operación Líbero, de la que se cumplirá un año a final del mes de enero, en una entrevista concedida a Ideal firmada por Rafael Lamelas.

En la entrevista, el murciano comenta que tras su salida del club cadista "estoy viendo fútbol a la espera de regresar, que pienso que es lo justo. Asesoro a algunos futbolistas, pero sobre todo estoy centrado en recuperar la gestión del equipo" y en relación con la propia Operación Líbero apunta que "es una cuestión que llevan mis abogados, con la máxima tranquilidad en demostrar mi inocencia".

Quique Pina quiere recuperar "el estatus previo al impacto. Ya no pienso en lo mal que lo he pasado, sino en quedar indemne. Espero que mi imagen se restablezca y no guardo ningún rencor".

Reconoce que en estos meses "todo el mundo me ha tratado con cariño, con la excepción del presidente del Cádiz, Manuel Vizcaíno, que se burlaba de esta situación y la festejaba. Sé que en los momentos difíciles míos, cuando estuve unos días en prisión, dijo muchas cosas para fomentar una imagen mala de mí. Hace daño que sea tan inhumano. Si le sucediera a él, yo no lo habría hecho".

E igualmente piensa que Vizcaíno se aprovechó de la situación para sacarle del Cádiz CF. "Nosotros tenemos a medias una sociedad, Locos por el Balón, que controla el 60% del club. Antes estaba en manos de mi familia mientras yo era presidente del Granada, por la incompatibilidad de cargos. Cuando cesé, quise tener la firma mancomunada y él se mostró en contra. Fue la primera traición. Hicimos un pacto de socios para que yo llevara la parte deportiva y que mi firma valiera para fichar futbolistas. Establecimos una indemnización en caso de que no se cumpliera esto. Durante mi labor, se obtuvieron buenos resultados deportivos y económicos: por ejemplo, llevé a Álvaro García y Aridane a coste cero desde el Granada cuando ya estaba la nueva propiedad. Esto ha dejado seis millones de euros en las arcas del Cádiz. Cuando me detuvieron, Vizcaíno me quitó la firma en un acto de cobardía. El juez, cuando me da la libertad, en ningún momento me inhabilita. Fue un atropello de Vizcaíno en una situación en la que tenía que prevalecer la presunción de inocencia. Utiliza la frase de que lo hizo por guardar la imagen del Cádiz, como si fuera un delincuente. Los abogados llevan las cuestiones de la indemnización".

Considera que recuperar el Cádiz CF "sería lo justo. No hay ningún motivo para pensar lo contrario", pero de regresar al Granada, nada de nada "mi ilusión es el Cádiz. Cuando estaba en el Granada fui criticado por apoyar a este club. Es algo que llevo como una pasión. De Granada tengo un recuerdo imborrable, con una afición que siempre me brindó su cariño. Mientras esté así de bien y pueda continuar en el Cádiz, el Granada y yo seremos felices. No me he planteado ningún otro proyecto", agregó.

En relación al cese de Juan Carlos Cordero, Quique Pina considera que "fue algo lamentable. Bajo su dirección no sólo había creado una base en el primer equipo, sino en el filial, que va primero en Tercera; el juvenil también está en la parte alta... Cuando todo está así de bien, para despedir hay que tener un motivo fuerte. Ponerle en la carta lo de la investigación de la Audiencia no tiene nada que ver" y prefiere evitar a hablar de su regreso si finalmente regresa al club cadista "no quiero hablar de esos detalles del futuro, sino en seguir el día a día y que los abogados trabajen".

aytodecadiz campaatrofeo2019 digital v001 portaldecadiz robapaginas 300x300px

aytodecadiz abriendobrecha digital v001 portaldecadiz robapaginas 300x300px

rosebud inicial