Hoy día 10 de octubre era el día fijado para que se dieran cita en los juzgados los miembros de  Symmachiarii que denunciaron al Cádiz por dejarles sin entrar en el partido de ascenso a Segunda celebrado en Carranza en mayo de 2015  y la entidad cadista.

Un proceso que ha durado tres años y en el que dichos aficionados oviedistas solicitaban la cantidad en forma de indemnización de 150.000 euros. Finalmente, tal y como ha confirmado el club a través de un comunicado, todo ha llegado a su fin tras llegar a un acuerdo las partes en una reunión previa, por el que el Cádiz CF abonará un total de 25.000 euros por todos los conceptos, sin valorar los factores que influyeron en los hechos. La parte actora ha “renunciado a cuantas acciones pudieran corresponder", también puntualiza el club.

trekantmedia banner

rosebud inicial

restaurantecandelaria 082016