Quantcast
Cala: "Ha sido un circo mediático, un linchamiento público hacia mí"

Foto: Comunicación Cádiz C.F.

Este martes Juan Cala ha comparecido ante los medios de comunicación tras lo ocurrido el domingo. El central cadista, que estuvo acompañado por el consejero y secretario del club Martín José García Marichal, por los miembros de la dirección deportiva Enrique Ortiz y Jorge Cordero, comenzó haciendo su exposición de los hechos, los cuales los inició en una acción al comienzo del partido. "Todo empieza en un córner a favor del Valencia donde el jugador Diakhaby cae encima mía, recibo un codazo, reclamo falta y él me dice que me levante. Eso queda ahí. Después viene el gol, la tarjeta y la jugada desafortunada en la que una falta a favor tengo otro lance de juego con el jugador, recibo un golpe y reclamo como se hace en otro lance del juego. Al volver hacia atrás el jugador me increpa, le digo con aspavientos y como se puede ver en todas las imágenes “déjame en paz” y sigo hacia adelante. En ese momento se viene hacia mí diciendo que le he dicho “negro de mierda”, cuando está cerca de mí le digo que que se tranquilice en dos ocasiones, le cojo con mis manos su cara y diciéndole “tranquilícese que no le he dicho eso”, me empuja, le vuelvo a decir lo mismo, que no le he dicho eso, me vuelve a empujar y ya llega mi compañero Fali a separar y se forma la tangana”.

Posteriormente pasa a relatar lo ocurrido y su reacción posterior. “En ese momento pienso que quieren provocar una segunda tarjeta, me quedo fuera de la trifulca por lo que pueda pasar, viendo lo que el árbitro decide. El árbitro en ese momento le saca amarilla a él y, a partir de ahí monta en cólera. Luego vemos las imágenes desafortunadas de Paulista diciendo lo que su compañero le ha dicho e instando a que se vaya del campo. A partir de ahí me quedo con cara de asombro, de bochorno con lo que está pasando”.

Insistió una vez más en que “nunca, nunca he dicho ‘eres un negro de mierda’. No se lo he dicho. Eso está bastante claro”.

Se le preguntaba sobre las palabras de Diakhaby que el jugador francés ha expresado en un vídeo a través de sus redes sociales en las que dice que un jugador del Cádiz le dijo que si Cala le pedía perdón volvían al campo. “Es falso. Si un jugador del Cádiz se acerca a un jugador del Valencia diciéndole eso, de que si yo pido perdón, salen al campo, si sale dando nombres y apellidos yo mañana dejo el fútbol. Lo dejo. Es absolutamente falso. Es un circo mediático el que llevo sufriendo desde hace un par de días. Es un linchamiento público”.

Su idea sigue siendo la de que “se intentó buscar mi segunda tarjeta. Una vez que yo le digo que se tranquilice que no le he dicho eso, lo que se ve es a Paulista instándole a que se vayan del campo. Al final aquí ha habido dos víctimas. Por un lado un jugador que es acusado y otro que interpreta que ha sido insultado de manera racista. Somos profesionales del fútbol. Se nos coge en un vestuario con el árbitro, o en el campo, los dos solos. Que él dijera lo que ha escuchado y yo lo que he dicho. A partir de ahí, se hubiera solucionado. Todo lo que ha acontecido después es un auténtico circo”.

También se le cuestionaba sobre cuál era su explicación a la reacción de Diakhaby. “No lo sé. No sé si se lo ha inventado, si ha malinterpretado cuando me giro y le digo ‘déjame en paz’. Lo que está claro es que yo le intento calmar, le intento hacer ver que no le he dicho eso. A partir de ahí, no sé lo que ocurre. Ya veo a jugadores entre ellos hablando y todo el espectáculo que se formó y que todos han visto”.
Sobre si además de ese “déjame en paz” pudiera haber alguna frase más, insiste en que “desde hace un año por esta maldita pandemia estamos sin público. En un campo de fútbol ahora hay ¿cuantas? ¿Quince o veinte cámaras? No sé cuántos micrófonos, veintidos jugadores, tres miembros del equipo arbitral… cuando presuntamente él recibe un insulto hay siete u ocho jugadores alrededor de donde yo estoy. Y nadie, nadie se entera, nadie dice que lo ha oído. Ostias, déjame al menos dudarlo”.

Se volvía a reincidir en esos momentos posteriores, cuando el Valencia se ha marchado a vestuarios y él se queda en el césped. “Solo hay una persona del Valencia que se acerca a hablar conmigo. Solo una. Y es su delegado. Me pregunta qué ha pasado, le comento que es un espectáculo lo que está sucediendo, que es un bochorno. Estoy en estado de shock. Se me está acusando algo que no es. Luego en el vestuario ellos deciden salir, lo hacen sin su jugador, nadie del Valencia me dice nada… nadie, absolutamente nadie del Valencia me dice nada… Coño, al menos preguntarme, que llevo doce años como profesional. He estado en cuatro ligas diferentes. He convivido con chinos, con ingleses, con sudamericanos, con africanos, he estado con con Benjamin, con Kanouté en Guinea hace dos años dos semanas en ayuda humanitaria. Se me está acusando de algo que no soy. Ahí está la hemeroteca y no tengo que demostrarlo. En ese momento, pues estoy en estado de shock realmente”.

Ante la posibilidad de poder hablar ahora con Diakhaby e intentar arreglarlo, respondía que “no tengo ningún tipo de problema en sentarme con él en una habitación. Ningún tipo de problema. Pero después de este circo que se ha montado y este linchamiento que he sufrido. Me han juzgado todo tipo de personas incluso antes de terminar el partido. Sin escuchar mi versión. Personas de todo tipo se han arrimado a ganar protagonismo, a ganar votos y diferentes tipos de cosas. Yo no tengo ningún problema con hablar con él. Si eso es lo que tenía que haber pasado, antes de interrumpir el partido. Si él se ha enterado de otra cosa, yo le explico lo que le he dicho y ya está. Y no el circo que se está montando en el fútbol español, cuando aquí no hay racismo. Me niego a pensar que lo haya, cuando no es raro el equipo en el que no haya un jugador de color”.

deportesbernal 12092020

¿Desea anunciarse en Portal Cadista? Escríbanos (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

trekantmedia banner