Iván Alejo / Trekant Media

El extremo vallisoletano era el encargado de pasar este miércoles por rueda de prensa tras el entrenamiento en El Rosal. Está partiendo casi siempre desde el banquillo en este inicio de temporada, pero está tranquilo porque entiende que cuando las cosas están funcionando siempre es más difícil hacerse con un hueco en el once. “Cuando el equipo está en una situación como la que está, todo el mundo rinde bien y es complicado entrar en el once. Ahora hay que currar como el que más y ganarme la confianza del míster. Ojalá siga así el equipo en esta dinámica”.


Pero a pesar de ello está brillando en los minutos en los que le toca salir. “Individualmente queda en un segundo plano porque el equipo está trabajando muy bien. A todos gusta marcar goles, pero estoy feliz por el otro día porque ganamos en un estadio donde nadie lo ha hecho todavía”.

Es uno de los recién llegados pero desde el principio se le ha notado cómodo con los conceptos que quiere Cervera. “Me estoy adaptando bien al sistema del míster. Yo sabía que aquí tenía que correr mucho e ir para atrás. Queda poquito para ver al iván alejo que tiene que ser”.

Hace dos campañas estuvo cedido en el Málaga, próximo rival del conjunto amarillo este sábado. Habló de los problemas por los que atraviesa el club y de cómo ve el partido. “El club está en una situación complicada pero no soy quien para opinar. Estoy muy agradecido al Caminero y a Al-Thani. A pesar de que tengan muchas bajas sabemos que es un partido muy complicado. Todos los jugadores que pueden jugar lo han hecho en Primera División”.

De todas formas, no lo califica de partido trampa. “No, es un partido más, un partido normal, sabiendo de las dificultades de La Rosaleda”.

Sobre la posibilidad de que el partido se pueda aplazar, como así parece que va a pedir el Málaga, opina que “que se hable del tema de la suspensión puede perjudicarnos. Para bien o para mal está el fair play financiero y los clubes tienen que hacer las cosas sabiendo que pueden tener jugadores que pueden ir con sus selecciones. Desde el Cádiz no se contempla otra cosa que no sea jugar, la norma es igual para todo y sería injusto que se aplazara”.
 
El equipo, pese a todo, sigue centrado en preparar el encuentro y no distraerse por la posibilidad de dicho aplazamiento. “De puertas para afuera se dicen muchas cosas, de puertas para adentro preparamos el partido para jugar en Málaga. Si se aplaza estaríamos en desventaja. Es el club el que tiene que hablar de esos temas”.

El Cádiz es líder y todos hablan de lo complicado que es enfrentarse al equipo amarillo y alguna que otra crítica a su forma de jugar. “Si hablan de nosotros es que están haciendo las cosas bien, el míster tiene un librillo claro y le ha ido muy bien. Ahora nos llegan palos porque somos un equipo que estamos ganando, pero queda muchísimo todavía”.

A pesar de los triunfos y del buen momento, es otro jugador que huye de cualquier euforia. “Entiendo a la afición y a la ciudad. El Cádiz es un histórico de España y Europa y todo el mundo quiere regresar a Primera. Tenemos un cuerpo técnico que no nos deja confiarnos y nos hace tener los pies en el suelo. Tenemos mucha ilusión y se habla dentro del vestuario del ascenso, pero con la tranquilidad de que quedan 32 jornadas. Se nota en la calle y en redes sociales, que la gente te da ánimos y está muy ilusionada. No queremos volvernos locos porque esto es muy complicado”.


trekantmedia banner

 

rosebud inicial