Cádiz y Sporting / Trekant Media

No llega el Cádiz a la última jornada en la situación deseada, que no era otra que al menos despender de sí mismo. Una condición que dilapidaba el pasado martes cayendo en casa ante el Extremadura y que ahora le deja en manos de lo que hagan Depor y Córdoba en Riazor, unido a la necesidad de vencer sí o sí al Sporting en El Molinón. Si la carambola a dos bandas se da, el cadismo estará en playoff. En caso contrario la campaña habrá llevado a su final con un gusto de decepción, aunque sin duda alguna no debe borrar el hecho de que un año más ha sido la tercera travesía consecutiva y tranquila por el océano de plata.

Los de Cervera acuden a este choque en tierras asturianas con las bajas de Garrido, Machis y Manu Vallejo para intentar doblegar a un Sporting que echará manos de suplentes y algún canterano. En Riazor los amarillos lo apuestan todo a la sorpresa de un Córdoba ya desahuciado y con graves problemas institucionales.

trekantmedia banner

 

rosebud inicial