PP Cádiz

Trekant Media

La evolución de Manu Vallejo no se puede mirar por los goles que está metiendo en su primer año en el fútbol profesional. Ha madurado, ha crecido y ya no es ese niño que todos miraban en amistosos veraniegos como si fuera un recién nacido. A pasos agigantados se ha ganado un rol importante en el vestuario, ya que a las pocas semanas de debutar en LaLiga 1|2|3 como titular ya demostraba saber tirar del equipo y aparecer cuando venían mal dadas. En la posición que fuera.

Darwin Machís, flamante estrella del equipo, le ha igualado en goles. Y es que nada menos que ocho goles lleva el chiclanero en una temporada que está siendo de ensueño para él. El Valencia puso el dinero sobre la mesa porque en la capital del Turia también han sabido ver la veteranía de un delantero de tan solo 22 años, por no hablar del guiño de la Sub-21. Pero como se expresa en el anterior párrafo, sería injusto valorarle el trabajo por el acierto de cara a gol.

Cervera le dio en Las Palmas la responsabilidad de ser el hombre de referencia ante un equipo acostumbrado a sacar el balón jugado desde atrás. El conocido y difícil trabajo del '9' cadista para el joven Manu Vallejo. Alejado de las ocasiones de gol, trabajando para hacer más fácil la tarea de sus compañeros. El primer defensa del equipo. Moviéndose por las zonas de arriba aunque, como indican sus mapas de calor, cayendo a banda derecha para buscar espacios una vez cuando tocaba atacar.

En esas tareas de presionar a los centrales y portero también se vio envuelto ante el Numancia, dificultando la salida de balón. Un jugador que el entrenador ha optado por colocar en las posiciones altas del campo para, además de desarrollar un trabajo defensivo pueda ser la referencia para ser un apoyo de sus compañeros a la hora de atacar. Ya no es un debutante, ahora le toca trabajar como un veterano en la punta de lanza.

aytodecadiz playas2019 digital v001 portaldecadiz robapaginas 300x300px

trekantmedia banner

rosebud inicial