El Cádiz llegaba al partido en el Martínez Valero con un único jugador al borde de la suspensión por acumulación de tarjetas amarillas: Sergio Sánchez. El central sin embargo pasó otro encuentro más sin ser amonestado por lo que continúa con cuatro de ciclo.

Una cifra a la que llega ahora Salvi, que veía una nada más saltar al terreno de juego por “derribar a un contrario cuando éste estaba en posesión del balón de forma temeraria”, según el acta. El sanluqueño será sancionado en caso de ver una más en los próximos partidos.

aytodecadiz playas2019 digital v001 portaldecadiz robapaginas 300x300px

 trekantmedia banner

rosebud inicial