Trekant Media

En la memoria del cadismo quedará para siempre la eliminatoria ante el Oviedo del playoff de ascenso a 2015 que se saldó con el ascenso en Carranza del conjunto asturiano. También quedará en la memoria de los azulones, por supuesto, pero sin duda quedó encerrada en los recuerdos agrios de los jugadores amarillos que vieron pasar la oportunidad de ascender a Segunda División en aquella ocasión propicia.

Tres futbolistas defendieron ayer, dos años y medio después, la camiseta cadista ante el mismo equipo que les arrebató aquella opción de ascenso. Jona, Garrido y Servando, aunque es este último el único que ha permanecido en la plantilla cadista desde entonces, ya que Garrido fue cedido media temporada al Racing de Ferrol y el hispano-hondureño ha regresado en este mercado invernal tras vestir las camisetas de otros equipos.

Para Servando, ganar el partido de ayer fue doblemente especial, ya que fue el encargado de anotar con la cabeza el tanto que consumaba la remontada, quitándose la espinita de haber fallado una ocasión de gol en el Tartiere en la ida de aquella fase de ascenso, cuyo remate golpeó en la madera y habría propuesto un escenario totalmente diferente en el partido de vuelta y en la historia.

El propio zaguero reconocía que el Oviedo había sido un hueso que les había costado roer, al que se ha cruzado varias veces desde que es jugador cadista y no había conseguido sacar más que un empate. Un equipo en el que, además, militó en la temporada 2006/2007, aunque no llegó a tener mucha participación en aquel segundo grupo de la Segunda B.

trekantmedia banner

rosebud inicial

restaurantecandelaria 082016