Álvaro García

No han sido fáciles las últimas semanas que ha pasado Álvaro García. Problemas respiratorios del extremo del Cádiz evitaron que estuviera a su mejor nivel en esos encuentros. Hoy en rueda de prensa el de Utrera explicaba cómo han sido esos días “Tenía un resfriado que no me dejaba respirar, cada vez que me entraba el aire frío, me ponía peor e incluso tosía. Después del partido del Lugo escupía sangre. No podía entrenar bien, en el momento que jugaba y hacía esfuerzo me ahogaba mucho. El míster siempre contó conmigo y estoy muy agradecido por ese apoyo”.

El equipo espera recuperar la dinámica de victorias pero Álvaro quiere dejar claro lo complicada que es la competición. “Parece que no ganábamos, que nos cuesta, pero la Segunda es muy difícil, estamos ahí que cualquiera puede ganarle a cualquiera y es la tónica de la temporada. El Cádiz cuando está bien sí que arrolla un poco más pero cuando está peor van a hacer todo lo posible para que no le arrollen y esa es la dinámica del equipo”.

Han llegado algunas caras nuevas y entiende que estos jugadores también acabarán adaptándose a lo que exige el equipo. “Los nuevos tienen que adaptarse, igual que en verano cuando llegaron decían que había que correr mucho. Es adaptarse, coger la idea del míster. Eugeni se está adaptando, es un jugador que tiene mucho toque y cuando se adapte. Al ser un jugador de toque le va a costar más la idea de correr, de que el equipo este juntito y cuando asimile esas cosas irá todo mejor”.

Del próximo rival, el Real Oviedo, admite que el partido es importante por lo apretado de la tabla para dos equipos que afrontan el partido empatados a puntos. “Parece que el Oviedo le tiene cogida la medida al Cádiz y en los últimos partidos nos ha ganado. Sabemos que es un partido muy importante, quizás no sea el partido de la temporada, pero es uno de ellos. Estamos igualados a puntos y si le ganas puedes ponerte a cuatro por resultado”.

Un encuentro para el que hay que estar muy preparados y saber lidiar con lo que el choque depare. “Es una incógnita porque hay equipos que juegan de una manera y contra el Cádiz lo cambian. Hemos trabajado todas las formas, el míster nos ha explicado que va a ser difícil. Ellos saben que atacamos por la banda”.

Afrontó con tranquilidad el mercado de invierno. “Esto no ha tenido nada que ver con el verano. Salían cosas, pero yo estaba tranquilo, estoy muy feliz en Cádiz y no hay mucho más. Es normal que se escuchen muchas cosas en el mercado, pero tengo que estar centrado en lo mío y ya está”.

playas

 trekantmedia banner

 

Café Bar El de Dentro - Restaurante

restaurantecandelaria 082016