Álvaro Cervera

Muchas son las mejorías que el equipo ha experimentado en las últimas semanas. A los retazos que ya se vieron ante Betis y Rayo Vallecano, hay que unirle el hecho de que se van recuperando efectivos de la enfermería. Así lo resumía Álvaro Cervera. “Este equipo es muy reconocible, con buenos jugadores. Yo sigo pensando que jugando a otra cosa somos peores. Jugando muy bien somos muy buenos. Con poder elegir jugadores estás mejor, puedes elegir y por eso estamos mejor”.

A Carranza llegará un rival que toca bien la pelota y eso siempre suele preocupar al entrenador del Cádiz. En su mente, una vez más, robar el balón. “El Reus es un equipo muy característico, juegan siempre a lo mismo y lo hacen bien. Tienen buena salida de balón y cuando se acercan llevan peligro. Nos puede venir muy bien porque si robamos le podemos hacer daño o muy mal si no conseguimos quitarle la pelota”.

Destaca el compromiso necesario de todos los jugadores a la hora de defender y pone como ejemplo el papel de los extremos en el equipo amarillo. “El trabajo defensivo de los dos extremos, que es algo que no se ve de puertas hacia fuera. Es brutal. Es una cosa que nadie se puede imaginar si no se lo enseñas. Tienen que hacerlo porque si no el equipo sufre muchísimo. Hay un trabajo defensivo arriba y abajo hay otro”.

El Cádiz tiene en su plantilla a jugadores con unas características muy acentuadas pero también diferentes. Dependiendo de quién esté en el campo las cosas pueden variar. “Tenemos una diferencia. El equipo puede aguantar sin los dos extremos titulares pero el equipo tiene una anatomía. Cuando suples ya no es el mismo. No tenemos la misma velocidad si juega Aitor o la misma certeza si juega otro. Cuando falta José Mari o Garrido también se notan porque son determinantes. Si faltan muchos partidos se nota”.

Entiende que sea lógico que cuando los resultados no acompañan las miradas se centren en el banquillo. Ante la racha en la que el equipo no ha sido capaz de ganar, se ha mantenido al margen de lo que se pudiera decir desde fuera. “Tengo por costumbre no leer nada de prensa. Tomé esa decisión hace unos años y lo llevo a rajatabla. Hay cosas que me entero porque me las enseñan, pero es cierto que me amoldo al entorno. Sé que cuando no gane me van a poner a parir, a mí, al preparador, al portero, al delantero, y cuando gano, aunque no sepa por qué gano, me van a alentar. Tenemos la mejor afición y el entorno es uno más del fútbol. Entiendo que en el fútbol no haya paciencia. Yo creo que no tengo crédito, que tengo gente que valora mi trabajo pero el crédito que da la opinión pública no la tengo”.

 
trekantmedia banner

 

Café Bar El de Dentro - Restaurante

restaurantecandelaria 082016

ekggourmet 082016

 Escuela Deporte Cádiz

 Opticalia Ro&Man