Alfredo Ortuño

Cuatro jornadas para el final del campeonato y el Cádiz sigue apurando jornadas para lograr meterse entre los seis primeros de la tabla. Con una racha de siete partidos sin conocer la derrota, los empates están teniendo una gran importancia, aunque Ortuño también piensa que es el momento de lograr una victoria. Así lo expresaba el delantero cadista este jueves en rueda de prensa tras el entrenamiento del equipo. “Los empates se hacen buenos con una victoria, das un salto cuando consigues los tres puntos y esperemos que podamos hacer buenos los empates con victoria este sábado”.

Son partidos vitales para el logro de objetivos y todos luchan por ello. “Ahora mismo todos los equipos de la liga tenemos nuestros objetivos muy cerca y con este final tan cerca son definitivos los puntos que se consigan ahora”

Durante la temporada se ha pensado siempre en el partido a partido sin mirar más allá que el próximo a disputar. Ahora ya con el final tan cerca la plantilla ve al alcance de su mano poder jugar el playoff. “Estamos muy ilusionados, nos empezamos a dar cuenta de que necesitamos el último empujón para conseguirlo”, declaraba Ortuño.

El sábado será el Córdoba el que visite Carranza. Los blanquiverdes necesitan sumar al igual que pasaba la pasada semana con el Nàstic. Equipos mal clasificados pero que esa misma situación los convierte en más peligrosos. “En la segunda vuelta los equipos que están abajos es más complicado ganarles en la segunda vuelta. Cuesta más sacar puntos en la segunda vuelta. El Córdoba se está jugando mucho, que viene más o menos en la situación del Zaragoza. No tenemos que fijarnos en la situación de nadie. En Carranza nos tiene que dar igual quien venga, esperemos que podamos ganar y darle una alegría a la afición que ya toca. En agosto hay 22 equipos que pelean por ascender y al final hay 3 que luchan por el ascenso directo y seis o siete que quieren jugar en playoff”.

Entiende que pueda haber críticas porque haya bajado algo su rendimiento, pero de la misma forma expresa que no siempre se puede estar en un gran momento en una competición tan larga. “El que más se critica soy yo. Está claro que en una temporada tan larga uno tiene picos de rendimiento y estado de forma. Me encuentro muy bien, el fútbol es más de sensaciones, tener la cabeza despejada, más que físicamente”.

Los rivales también le complican cada vez más las cosas, tejiendo su entramado defensivo en torno al máximo goleador del Cádiz. “Todos los equipos que han jugado contra nosotros no ponían pivotes defensivos y ahora me ponen dos centrales y un mediocentro, entonces es más complicado para mí. El partido ante el Levante de aquí me fui muy contento”.

Este Cádiz no se rinde jamás. Ese es para Ortuño el único secreto de que el equipo logre puntos en el último tramo de partidos, como ocurría en Zaragoza. “No es casualidad que marquemos goles en el tramo final, es un equipo que cree hasta el final e incluso en partidos que juega mal o la gente no le gusta. El Cádiz es un equipo complicado de batir y si le concedes un poco te hace gol, y eso demuestra los cojones del equipo”.

barbacoas trofeo 01 
trekantmedia banner

 

Café Bar El de Dentro - Restaurante

restaurantecandelaria 082016

ekggourmet 082016

 Escuela Deporte Cádiz

 Opticalia Ro&Man