Hace varios años que estás en el Cádiz. Llegaste con el equipo en Segunda B y tu prestigio en España ha ido creciendo junto al de un conjunto histórico que poco a poco iba cumpliendo objetivos.

Por supuesto. Llegué a un equipo que estaba en una categoría inferior y he sido una parte activa para lograr su ascenso a Primera División. Es un orgullo poder participar en uno de los campeonatos más importantes del mundo.

¿Qué te llevó a recalar en la plantilla del Cádiz?

Pues fue un poco debido a la situación que se vivía en Argentina, donde había muchas dificultades económicas y no era seguro poder cobrar tu sueldo a final de mes. Por eso tomé el riesgo de venir acá. Me la jugué y parece que esa apuesta que en su día parecía arriesgada me salió bien.

Desde tu llegada te convertiste en uno de los ídolos de la afición. Te acogieron muy bien en la Tacita de Plata.

Sí, cuando uno es partícipe de dos ascensos, la afición te toma mucho cariño y más aquí, en Cádiz, donde los seguidores son muy fieles y que saben que nos hemos entregado al máximo para conseguir unos objetivos que ambos compartimos.

¿Cómo describirías a los hinchas del club?

Son bárbaros. No paran de alentarnos, nos acompañan a todos los lados y sabes que verás una bandera del Cádiz en todos los estadios en los que juguemos, con independencia de la categoría en la que nos encontremos.

¿Te sientes integrado en la cultura gaditana?

Bastante. Creo que tengo una mitad argentina y una mitad gaditana. Son muchos años aquí, conozco todo y estoy acostumbrado a vivir en esta magnífica ciudad.

Entonces, ¿también eres carnavalero?

Me gustaría serlo pero no lo entiendo mucho. Prefiero escucharlos y reírme con algunas de sus letras. Es una tradición muy arraigada acá y como tal, la respeto.

Desde hace un par de veranos, tu nombre se ha vinculado a equipos de Primera... ¿Fueron ciertos esos rumores?

No podría decirte. Sé que existieron muchas ofertas pero es que a mí Cádiz me puede. Estoy muy a gusto en esta ciudad y no me gustaría irme por nada del mundo.

Eres consciente de que juegas un papel muy importante en este Cádiz. Eres de los pocos jugadores que no tienes un sustituto claro en la plantilla.

Lo de sustituto claro es relativo. Hay muchos y buenos jugadores y tenemos que tener claro que somos un equipo que corremos mucho, que usamos la táctica más que la técnica y por eso sé que hay muchos compañeros que pueden ocupar mi posición. En este Cádiz, lo colectivo prima sobre lo individual.

Aunque muchos os veían como un rival de los considerados 'asequibles', habéis demostrado que le podéis poner las cosas muy difíciles a cualquiera.

Eso es lo que intentamos hacer. Pretendemos que nuestro trabajo en equipo nos ayude a nivelar las mejores individualidades de otros conjuntos. Por el momento estamos fuera de los puestos de descenso por lo que podemos decir que estamos cumpliendo nuestro objetivo principal.

Este fin de semana recibís al Barça. La verdad es que los azulgrana están demostrando que van a una velocidad más que el resto.

La verdad es que es un equipo grandioso en todos los sentidos. Sin embargo, eso no nos preocupa.
Esperamos tener algo de suerte y confiamos en nuestras posibilidades de poder hacer un buen partido.

Tú que has pasado por todas las categorías de nuestro fútbol, ¿notas muchas diferencias entre ellas?

Sí, hay un abismo entre las categorías, en especial con Segunda B. En esa división, los estadios son pequeños, muchos no tienen césped, ni tribunas... Aunque Segunda ya es mejor, haber probado la máxima categoría es como descubrir que existe otro fútbol. Las individualidades marcan la diferencia y hay rivales que con sólo media situación te pueden resolver cualquier encuentro.

¿Qué supone para ti enfrentarte cada fin de semana a muchos de los mejores jugadores del mundo?

Al principio me impresionó un poco y puede que la situación me hiciese sentir un poco fuera de juego. Pero ya me acostumbré y trato de verlos como compañeros, como colegas de profesión que buscan lo mismo que yo: ganar.

El Cádiz sigue manteniendo la columna vertebral del equipo que ascendió desde Segunda B. Seguro que esa familiaridad es la clave de que las cosas os marchen tan bien.

Por supuesto. Eso es lo que buscamos, ser una familia. La misión de los más veteranos es la de integrar a los que van llegando y conseguir que se sientan cómodos aquí. Contar con gran parte de la escuadra que nos hizo ascender desde Segunda B es una alegría inmensa.

Hasta la fecha, ¿qué estadio y qué rival te han impresionado más?

Pues, hasta ahora, el Atlético de Madrid. El ambiente, la gente, el estadio... Fue una experiencia inolvidable pero aún me quedan por visitar el Santiago Bernabéu y el Camp Nou.

Como argentino, imagino que te daría un poco de 'bronca' el sorteo del Mundial de Alemania.

Como dices, me dio mucha bronca ya que no es sólo por el equipo. En mi país el fútbol es muy importante ya que se sufre mucho por los problemas económicos y este deporte es un vínculo de unión por el que todos los argentinos nos identifiquemos con la selección. Esperemos que podamos pasar la primera ronda y luego, quien sabe, seguir avanzando paso a paso hasta donde nos sea posible.

Sin embargo, España ha tenido algo más de suerte.

Y me alegro por ello. Quiero mucho a este país y ojalá que lleguen muy lejos. Que no salgan campeones, que ese puesto sea para Argentina, pero que queden muy bien clasificados.

Tú, que eres de fuera pero llevas tiempo en nuestro país y conoces nuestro fútbol, ¿por qué crees que nos ha costado tanto clasificarnos para el Mundial?

Porque es difícil quedar primero de cualquier grupo, porque los jugadores españoles disputan un campeonato muy duro y porque casi todas las semanas tienen que disputar dos partidos. Tanto desgaste se nota pero yo era de los que no tenía ninguna duda de que España se iba a clasificar para el Mundial.

En Argentina, Maradona es casi un dios. Ahora empieza a compararse a Messi con él. ¿Crees que es para tanto o piensas que todo se debe al deseo de encontrar un nuevoídolo?

Mira, Messi es un crack pero para llegar a ser un 'nuevo Maradona' aún tiene que lograr muchas cosas como un Mundial o tener la capacidad de llegar a un equipo pequeño y terminar convirtiéndolo en un 'grande'. Sé que facultades no le faltan pero tiene que demostrar mucho para poder ser comparado con Diego.

Por cierto, Pekerman ha asegurado que le gustaría ver a Maradona como seleccionador nacional. ¿Qué te parecería esa posibilidad?

Sé que antes o después lo hará por la simple razón de que es lo que desean todos y cada de los argentinos. Queremos que Maradona siga implicado con la selección, que sea una parte activa y por eso tengo la certeza de que antes o después lo veremos sentado en su banquillo.

¿Cuáles son las metas personales de Pavoni en el mundo del fútbol?

Cuando llegué me puse el reto de ascender a Primera y ya la he conseguido. Ahora estoy muy feliz pero soy consciente de que en este deporte pasas de estar arriba a estar abajo con mucha velocidad. Lo mejor es ir paso a paso, que la gente te valore y que disfrutes con una profesión que debe hacernos sentir unos privilegiados.

¿Qué vas a pedirle al nuevo año?
 
Que no descendamos, que aseguremos nuestra continuidad en Primera. Eso es lo más importante tanto para el Cádiz como para los jugadores.
 
Fuente: www.eurosport.es.

trekantmedia banner

 

rosebud inicial