Se alza el telón en la Segunda División B y el filial amarillo tendrá la visita en El Rosal del Real Murcia. El conjunto pimentonero, que una temporada más aspira a lo máximo en la categoría de bronce, está dirigido por Adrián Hernández quien comparecía en rueda de prensa este viernes. Para el técnico el domingo espera encontrarse a un Cádiz B “con mucho ritmo, con mucha capacidad de trabajo y con cierta verticalidad. Va a ser un partido igualado y estoy convencido de que el equipo va a seguir en la línea que ha ido mostrando”.

Se encuentra tranquilo porque considera que desde el club se transmite esa tranquilidad con un proyecto no tan a corto plazo como en los últimos años. Sin embargo, eso no quita que en este primer partido “vayamos a intentar ir a por los tres puntos. Por lo civil o por lo criminal”, añadía.

Viene con la única baja de Antonio López y, a su parecer, “aunque los resultados en fútbol no son matemáticos, tengo buenas sensaciones. El trabajo está hecho y cuando veamos un par de partidos la dinámica de trabajo estoy convencido de que estamos haciendo las cosas bien”.

trekantmedia banner

 

rosebud inicial